Y llegamos a la quinta y última parte de la serie de artículos acerca de las “creencias que te llevarán al fracaso en tu negocio online”!

Cuando tuve la idea de escribir el artículo original, jamás pensé que tendría la repercusión que tuvo la serie hasta ahora.

Una de las mejores ideas que tuve fue dividir lo que se estaba transformando en un artículo demasiado largo, en una serie.

De esta manera, me permití explayarme en cada parte y les permití a los lectores, tiempo para reflexionar y trabajar en cada creencia. Si hubiera puesto todo en un solo artículo, lo más probable es que al ver la longitud (cerca de 4000 palabras!), muchos hubieran pasado de largo, dejando para “después” (o sea, para nunca… yo también tengo una gran lista de artículos, libros, webinars, cursos… que dejé para “después”).

Dejé lo mejor para el final, digamos que las cuatro anteriores eran de “ablande”.

IGUALAR TU AUTOESTIMA CON EL VALOR DE TU TRABAJO

Esta creencia la tenemos casi casi todos, al menos al principio, y sobre todo las mujeres (no es idea mía, encontré información sobre esto aquí: http://www.businessnewsdaily.com/5268-women-entrepreneur-challenges.html y aquí: http://www.forbes.com/sites/elainepofeldt/2013/05/28/the-confidence-gap-and-women-entrepreneurs/#6c32082b3bf4)

Sabés a qué me refiero?

A esa loca idea que muchos tienen (teníamos? tenemos?) profundamente arraigada, en la cual, igualan su valor como persona y profesional, al valor de su trabajo… y llevando un poco más lejos esta creencia, toman como algo muy personal (se sienten rechazados, ofendidos) cuando alguien no compra sus productos o contrata sus servicios.

Si seguís creyendo esto, usándolo como estrategia para fijar tus precios y establecer tu filosofía de negocios, estás prácticamente sacando tu pasaje en el Titanic (y ya sabés cómo termina ese viaje). Dicho de otro modo, si insistís en creer esto, que no te sorprenda terminar con sin negocio, frustrado y deprimido.

Tu autoestima no debe jamás estar atada a un valor monetario, sea en dólares, pesos, libras o yenes. Tu trabajo (mejor dicho, lo que cobras en dinero en retribución por ese trabajo), debe ser el reflejo directo de cómo VOS VALORÁS lo que hacés.

Si para vos, un garabato en en un papel vale un millón de dólares, perfecto! ahora, encontrar a alguien que pague esa cantidad de dinero por ese dibujo, es una historia diferente.. es la historia de OTRA persona, tiene que ver con el valor que percibe, con sus necesidades, sus aspiraciones, sus gustos.

Ves que son cosas diferentes?
Tips:

♦ Date un tiempo para reflexionar y darte cuenta que el estado mental y emocional de cómo te ves a vos mismo es asunto exclusivamente tuyo, de nadie más. Como siempre digo, de vos depende la actitud con la que encarás todo.

♦ Si te falta confianza a la hora de ponerle precio a tus servicios, analizá todo lo que brindar eso implica, todo el tiempo, energía y dinero que invertiste para alcanzar el nivel de profesionalismo y experiencia con que contás hoy. Y si aún después de eso, seguís desconfiando acerca de tu estructura de precios, date permiso para buscar un nuevo “precio de equilibrio”, comprometete con vos mismo a tomar una X cantidad de clientes a este precio y luego re-evaluar (y obviamente, cumplí este compromiso! en mi caso, me comprometí conmigo, a tomar sólo 2 clientes a mi “precio de equilibrio”, luego de eso, subí mis precios… estiré mi zona de confort, ya con más experiencia, con más seguridad)

♦ DEJA de una vez, de tomar las transacciones comerciales como algo personal. Recordá, que en última instancia, un negocio tiene por objetivo proveer una solución a los problemas de otra persona, servicio por el cual recibes una retribución en dinero. Esto es todo. Ellos compran tus productos, tu servicio… no te compran a VOS.

♦ Y de “yapa” o tip extra, recordá que lo que hacés y lo que ofrecés no es “para todo el mundo”. Pensá un minuto, las personas tienen gustos, intereses y valores diferentes, es imposible agradar a todos, es imposible vender tus servicios a todos. Enfócate en encontrar a las personas adecuadas para vos.

♦ Y para terminar… siempre pienso que si un potencial cliente no concreta, eso pasa “por algo”, no sirve de nada forzar la venta, todo funciona mejor si ambas partes están contentas y realmente convencidas de llevar adelante la transacción.

Sinceramente espero que te beneficies de estas ideas, justamente, desechándolas. Da tristeza ver a personas excepcionales, que renuncian a sus negocios y a sus sueños simplemente, porque tienen ideas erradas de cómo llevar adelante sus proyectos.

Es normal tener dudas, es normal sentir miedo a lo desconocido, a los riesgos de transitar el camino de emprender.
La buena noticia, es que no estás solo, podés contar con mucha gente como yo y otros más de 1850 miembros en mi grupo de facebook, donde emprendemos, aprendemos y colaboramos. Podés sumarte (es gratis!)

Aquí te dejo las siguientes entregas de esta serie de artículos:

Parte 1: http://www.lorenabusso.com/creencias-que-te-llevaran-al-fracaso-en-tu-negocio-online-parte-1/

Parte 2: http://www.lorenabusso.com/creencias-fracaso-2/

Parte 3: http://www.lorenabusso.com/creencias-fracaso-3/

Parte 4: http://www.lorenabusso.com/creencias-fracaso-4/

Parte 5: http://www.lorenabusso.com/creencias-fracaso-5/

Download my Daily Planner!

Join our mailing list to receive the latest news and updates my site.

You have Successfully Subscribed!

Descarga mi Planner diario Gratis!

Suscríbete para descargar mi planner gratis y recibir las novedades del sitio en tu casilla de correo

You have Successfully Subscribed!

Descarga mi ebook Gratis!

Y suscríbete además para recibir todas las novedades y ofertas exclusivas para suscriptores.

Se ha procesado correctamente tu suscripción. Mira en tu casilla de correo y confirma para recibir el ebook.